Leslie Fernández: “No estoy todo el día pensando en la pintura”

La joven artista penquista, poseedora de una técnica rica en conceptos y en mezcla de estilos, que conjuga desde el arte primitivo, hasta expresiones más actuales como la fotografía y el graffiti, hoy en día piensa seriamente en dedicarse a la docencia.

 “Mis cuadros funcionan como un palimpsesto, como un texto que borra otros textos originales y que a su vez está siempre en peligro de ser borrados”. Esta es la frase de Anselm Kiefer, que refleja profundamente el contenido de la última exposición de Leslie Fernández, llamada “Ciudad y Paliempsestos” exhibida durante septiembre de este año en la sala Universitaria, en Concepción.

Leslie Fernandez Barrera artista visual 01-cqnet

Sus primeras obras se relacionaron con los animales, le interesaba reflejar la relación que existía entre el hombre y el animal; no esa relación doméstica, sino más bien esa relación de dependencia, de sobrevivencia, representado por animales de colores grises, cuyas figuras eran más bien ambiguas.

Pero los cambios de etapa en su vida también fueron repercutiendo en su obra, es así como -cuando vivió en Santiago- comenzó a representar este concepto de ciudad caótica, que fue –aún- mucho más potente cuando vivió en Ciudad de México -en donde realizó un posgrado- pues era una ciudad mucho más agresiva y como ella mima señala; “Mucho más todo”, estableciéndose una secuencia de lo urbano.

Ahora, de regreso en Concepción, dice no saber lo que va a pasar. No quiere empezar a pintar todavía, es demasiado pronto y quiere ver que va pasando con la transformación con respecto al lugar.

 

– Tu trabajo se asocia al neoexpresionismo y al neobarroco ¿Fue decisión tuya adoptar este estilo?

– Sí, claro… pero es que eso del estilo yo siento que es difícil preguntárselo, porque el tema que yo he escogido, también podría utilizar otros estilos y técnicas, pero siento que con este es más directo, se logra, porque a la vez el arte primitivo es super violento, también por que está el dibujo de la línea y la pintura más realista e hiperrealista, de menos contraste, porque no maneja la línea directamente, es una cuestión como la fotografía, entonces no hay tanta violencia como cuando tú dibujas con una línea; Por eso creo que la mejor forma es a través de este lenguaje, y neoexpresionismo porque retoma el expresionismo.

¿Qué te parecen las instalaciones?

Las encuentro increíbles, porque al exponer tú tienes que considerar desde el lugar en que vas exponer, estar pensando en el lugar y concebir el trabajo en ese sentido. Las instalaciones son posibilidades de hacer más habitable una obra de arte. En general es una obra espacial de arte y que tiene que ver con la vida contemporánea por que también implica sonido, color, volumen, es más completo requiere mayor cantidad de sentidos.

¿Tú has hecho instalaciones?

No, instalaciones no he hecho(…) Lo más cercano es un trabajo que hicimos colectivo, acá en la estación de trenes, pero no… en realidad más que un instalación fue una intervención, se trató de hacer algo con ese lugar, sin tener cosas que no fueran de ese lugar

Se dice que las instalaciones son responsables de la supuesta muerte de la pintura, ¿Estás de acuerdo con eso?

Lo que pasa es que hay cierto tipo de pintura que está muerta y de verdad que está muerta, pero mientras existan las galerías la pintura no va a morir. Pero creo que sí hay pintura que vive y que tiene que ver con todo este cambio que ha habido en la vida del hombre y en el cambio de todo. El cambio de estímulos, con el ritmo más acelerado de la vida, hay un tipo de pintura que tiene un paralelo con esa vivencia humana y esa es la que para mí no muere. Y hay otras que si, están más que muertas, aunque existan

¿Cómo tu pintura demuestra que está viva?

Porque es mi relación personal con la ciudad, mi vivencia con ella y utilicé el concepto del Palimpsesto, que es lo que se va tapando, lo que se está modificando, lo que va transformándose y a la vez hay algo como que se ha ido escondiendo, entonces es una pintura en movimiento y la relación con el tiempo, con el ahora es que estoy rescatando o utilizando algo que yo veo en las calles, como se van modificando la calles, las paredes, los graffitis que se escriben, que se borran, que se pintan encima, que se van tapando y como constante de evolución del espacio y la ciudad y eso me hace sentirla que está viva. Para mí habla del tiempo que pasa ahora y mi vivencia se transforma en mis pinturas

¿Qué quieres que tus pinturas traspasen a la gente?

La vivencia (…) El hacer visible el proceso de la pintura que siempre se va transformando que empiezas a pintar algo después lo borras y luego decides que es así como debe estar. Es hacer más consciente ese proceso de la transformación de la pintura de irla construyendo. También los mensajes que no tienen que ser claramente legibles, en este caso transformadas en palabras que han sido borradas, en dar ciertas señales de jeroglífico, que tú tienes que entrar a preguntarte qué hay ahí, tienes que entrar a reflexionar y está la duda si ahí hay algo que debes leer o solo lo debes mirar y eso creo que te permite ir más allá de lo que estás viendo

¿Crees que la gente entiende tus pinturas?

Hay de todo, yo cuando estuve acá en la exposición había un señor que me dijo que no entendía nada y no sabía que yo era la pintora, y empezamos a conversar. Quizás ese es el problema del arte contemporáneo que es mucho más hermético y varios necesitan saber más de qué es lo que quería el artista, para poder entenderlo entre comillas, o sea, mucha gente después de que hablamos veía mas cosas(…) Por que la abstracción o lo desconocido genera más preguntas y eso no le gusta mucho a la gente.

¿Intentas, con tus pinturas, hacer reflexionar?

Sí, claro que sí. Sí porque la televisión a uno le entrega todo hecho y si uno lo quiere así mejor ve tele. Una pintura o el arte es otra cosa no tiene que ser así de fácil. Es un asunto que tiene que ver con la época, y todas les épocas son complejas, pero la que yo estoy viviendo, así la veo y para mí es un problema en ese sentido la relación de uno con el espacio y con el tiempo

¿Cómo pones precio a tus obras?

Para pagar las deudas (se ríe…) eso es super complicado porque… porque también es relativo. Si tú la llevas a una galería o un lugar así lo pones caro, porque las galerías generalmente se mueve con personas desconocidas y que tienen dinero, pero si ya viene alguien conocido ahí los precios bajan, es super relativo. Es super difícil, a mí me produce dolor de cabeza, no de tener que venderlas, eso me da lo mismo, sino de ponerle un precio. O sea esto vale… Esta pintura, por este tamaño debería costar…

¿Cómo determinas el valor de cada pintura?

No sé, una ya se empieza a fijar de cosas como el tamaño, la tela, en cuestiones ya más técnicas más formales, a no ser que tu consideres que ésta es una super buena pintura y ésta no es tan buena. Hay que, de alguna forma, equilibrar la cosa también

¿Sientes que tienes pinturas mejores o peores?

Claro que sí. Porque muchas veces cuando tu comienzas a hacer una exposición y tienes que trabajar un tema, comienzas a repetir y eso es super normal que pase y aunque no lo quieres hacer sucede y las (pinturas) que llegan a ser muy repetitivas, no tienen tanta fuerza, ni tanta potencia y eso son las menos válidas para mí, con menos valor plástico

¿ Te levantas pensando en tus pinturas?

No estoy todo el día pensando en la pintura, no soy de esos que se levantan a pintar. Es que depende porque cuando uno está preparando una exposición ahí sí y cuando estás pintando, pintando, ahí soñai con las pinturas, te despertai y querí ir a pintar, depende del tiempo en realidad y te preguntai cómo hago la pintura que soñé, que es la mejor que he hecho en toda mi vida

¿Crees que la pintura ya se te ha transformado en una obligación, te produce estrés?

También es complejo… El asunto de mayor estrés es una exposición, cuando se está empezando a armar una nueva propuesta. Por que en una exposición tiene que haber un hilo conductor en todas las obras y eso si que estresa, porque hay veces en que se te ocurren cosas muy distinta y tienes que definir; bueno por aquí vamos

¿Cómo es tu proceso creativo?

Yo no creo mucho en eso de la inspiración, a mí eso no me resulta, porque uno tiene que estar amarrado ahí. Pero igual el proceso creativo va por todos lados, no solamente cuando estás en el taller, es super amplio. Y al minuto de pintar hay que pintar y catetearse, porque así salen las cosas, por lo menos a mí me funciona así, como un atleta que tiene que entrenar todos los días.

 

¿Qué o qué?

 

  • ¿Por amor al arte o por amor a ti?
  • Huy que dificil… ya por amor a mí
  • ¿Vivir del arte o que el arte viva a través tuyo?
  • Son las dos po`
  • ¿Es más fácil copiar o crear?
  • Es más fácil copiar, claro que sí
  • ¿En el margen o fuera de él?
  • Fuera del margen, por favor. Esa es una tiranía muy grande que a uno le enseñan de no pasarse de la línea
  • ¿Color o Blanco y Negro?
  • Color… Color y blanco y negro
  • ¿Qué guste o que venda?
  • Las dos cosas, si se puede las dos cosas
  • ¿Naciste o te hiciste?
  • Yo me hice

 

Por: Patricio Alexis Díaz

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s