Mauricio Pezoa, Pintor: El silencio es la nota final

El exceso es la palabra exacta para describir la búsqueda estética de este pintor. Todo se entrelaza y converge en un espacio lleno, pero con una estructura que ha quedado cristalizada en alguna parte del proceso. El exceso genera silencio. No hay nada que decir -el arte por el arte- las palabras sobran. El silencio deja un espacio para la seducción, llena el espacio y es la mejor forma de expresar, por honesta y por verdadera.

 La mirada se agudiza y el espacio se dilata. En un instante profundo -tanto como la creación misma- encontramos sentido a aquello que está ante nuestras pupilas, que tambalea y danza, que flota en el claroscuro de nuestra mente y que por fin nos hace pensar. Eso que es producto y proceso. Eso que por impreciso e informal cobra vida más allá del lienzo mismo y sale a volar -tan versátil como el viento mismo- y que sin ser monstruo muta lentamente según el observador.Pero qué importa que no sea un golpe fortuito. ¡Que importa, si no hay prisa!. Si damos todo por sentir como esos caudales sin sentido, que como susurros alucinantes, recorren nuestra piel y nos hacen más humanos. ¡Sentimos! ¡Pensamos! ¡Estamos vivos!.Eso, que es instancia un espacio abierto, nos envuelve con sus matices y con sus realidades refulgentes. Nos paseamos en su nebulosa. Nos perdemos en su laberinto y caemos en su abismo. Nos entregamos a sus caminos y el tiempo desaparece. Vamos conociendo sus vetas, sus matices y nuestra brevedad comienza -en un instante fugaz- a reclamar eternidad. Y todo comienza a adquirir sentido.Eso toma cuerpo y forma. Sus matices van dibujando en nuestros ojos -que son cristales impenetrables- mundos inexplorados, pero que queremos conocer.Juegos infantiles, tormentas desatadas, imaginación y concepto. Todo queda plasmado en eso, que no es más que el lienzo… la pintura. Pero no cualquiera, se trata de la obra del artista y arquitecto Mauricio Pezo(31), que declara el fin de las superficies estériles. El fin del vacío. El fin de la ausencia. El fin de lo infértil y de la representación.La pintura por la pintura -materia y sensibilidad- concreta e informal. Que no desea interrumpir el silencio con narraciones innecesarias. Que se presenta para revelar su proceso productivo, que no tiene otra razón que mantener la pureza del lienzo vacío. Su obra es puro acto, pura acción, puro acontecimiento. Lo demás queda por cuenta del espectador.

-¿Qué buscas provocar con tu pintura en quien mira? 
Busco una reacción, un esfuerzo intelectual por seguir la lógica de construcción de la obra. No me interesa exigir emoción, pero si que el espectador se detenga y establezca una conexión con la pintura. Conexión sobre todo intelectual.

-¿Tiene tu pintura alguna búsqueda estética, en el sentido del pensamiento aplicado al arte, o es sólo el reflejo del proceso productivo? 
Toda mi obra tiene detrás una búsqueda estética en el sentido del pensamiento aplicado al arte, porque me interesan mucho las estructuras lógicas de procedimiento y esos son problemas estéticos y de forma que busco solucionar.

-¿Preconcibes tu pintura o la vas configurando durante el proceso de materialización? 
Gran parte de la obra queda predefinida en una estructura, pero ésta se va modificando durante el proceso. Entiendo la obra, al igual que los proyectos de arquitectura, como líquidos en movimiento, líquidos con sustancia, en general la forma definitiva la da el movimiento, hay algo de flexibilidad.

-¿Se puede decir que sus obras no tiene un resultado definitivo, que no llegan a un absoluto? 
Las obras quedan abiertas a una interpretación, que no es de analogía ni de significado. Quedan abiertas para que se descubra su estructura compositiva en terminos físicos. Hay algo de la estructura primaria de la pintura que siempre está presente, pero no se trata de algo absoluto, porque siempre está la posibilidad de encontrar varios caminos para descubrir esa estructura.

– Algunas personas califican este tipo de arte como excesivo, demasiado informalista. Piensan que no expresa nada y lo desechan como expresión artística. 
El exceso es uno de mis intereses. Quiero saber como a través del exceso de información es posible anularla. Busco el agotamiento, saturar al público con información. Mis obras son informales y plantean lecturas más complejas. No veo el exceso como algo negativo. Quizás es todo lo contrario, el exceso es una virtud.

– El exceso de información rompe el proceso comunicativo y genera silencio. ¿El silencio en tu obra, es un recurso con valor nihilista y con valor para el arte? 
El silencio en el arte es un recurso casi tan antiguo como en aquellas obras en las que se ocupa el sonido, las palabras y la forma para componer algo. El silencio es casi como una connotación del lleno y vacío, son parte de lo mismo. Se funden en él presencia y ausencia de algo. En el arte la presencia de formas y su ausencia es necesaria. Siempre es mucho más fácil distinguir el elemento cuando está presente que cuando no está. Para mí el silencio es como una nota final. La verdad es que siempre busco rescatar el silencio cmo una expresión nihilista

-¿Ves en la expresión artística algún tipo de catarsis como la que encuentra Gonzalo Celorio que escribe para olvidar? 
No encuentro en la pintura una catarsis. La verdad no sé porque pinto… quizás por el placer que encuentro en su proceso desgastador o quizás para complicarme la vida. No encuentro un a fuente de relajo cuando pinto, ya que establecer esas estructuras lógicas de procedimiento es un proceso muy desgastador.

-¿Cómo influyó Jackson Pollock en tu despertar como artista? 
Hubo un momento en que hice obras con derrame de pintura, que era su técnica. Pero él plasmaba en sus telas cosas impulsivas y de momento, toda su agresividad y la serie de conflictos que tenía. Para mí el dripping era simplemente una técnica para obtener un procedimiento constructivo, no era dejar sobre la tela un simple gesto de algo.

– Entonces sólo usabas su técnica o rescatas algo más de Pollock. 
El valor de Pollock y de otros artistas es descubrir una técnica nueva dentro del discurso de su obra. Todas sus intenciones van acompañadas de una técnica propia.

-¿Has logrado alcanzar tal valor como artista o aún estás buscando tu propia técnica? 
Actualmente estoy trabajando con scrapes, que son rayados de pintura. Creo que recién estoy empezando a acompañar esa vocación, esa intensión de la obra con una técnica propia.

Por: Katherine Oyarzún

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s